Desde el año 2020 ha sido de gran preocupación el riesgo de contagio y la enfermedad por INFECCIÓN POR SARS-COV-2 en los niños, niñas y adolescentes con cáncer.

Los estudios clínicos de las nuevas vacunas para COVID, no se han realizado en niños y menos en niños inmunocomprometidos, por lo tanto los pacientes menores de 16 años inmunocomprometidos (con «bajas defensas) NO pueden ser vacunados con ninguna vacuna contra SARS-CoV-2 disponible hasta la fecha.

Por otro lado los miembros de la familia, los cuidadores y los contactos del hogar tienen más probabilidades de ser la fuente de transmisión del SARS-CoV-2 a los niños, niñas y adolescentes, en el contexto de no usar mascarilla durante períodos prolongados de tiempo, especialmente en lugares cerrados y/o ambientes mal ventilados

Por esta razón, el Ministerio de Salud ha definido la implementación de una estrategia que permita su protección. Esta estrategia se denomina:

Esta estrategia es recomendada en por el Departamento de Inmunizaciones y en general estas recomendaciones incluyen, además, al personal en atención directa de estos pacientes en los hospitales y hogares de acogida para pacientes inmunocomprometidos: oncológicos, infección por VIH/SIDA, receptores de trasplantes de precursores hematopoyéticos y órganos sólidos.