CONSIDERACIONES EN PACIENTES COVID DENTRO DEL HOGAR Y SU ALIMENTACIÓN

En el caso de que el niño/a o alguien de su círculo familiar contraiga el virus, es necesario asegurar las medidas de higiene y sanitización descritas en el documento “Manejo alimentario nutricional para el paciente oncológico pediátrico” y presentes en el sitio web PINDA (www.pindachile.cl).
Es importante que una vez que la persona es diagnosticada con el virus, no sólo aprendan a vivir la cuarentena, sino que también mantenga una alimentación saludable. Recordemos que se define como alimentación saludable a aquella alimentación segura, variada, equilibrada, suficiente y organizada respetando horarios de alimentación, permitiendo así́ una ingesta adecuada de nutrientes. Al respecto, no es necesario entregar frutas y verduras cocidas por el hecho de estar contagiado.
Algunos nutrientes como el hierro, selenio y vitaminas, presentes en una alimentación balanceada ricas en frutas, verduras, carnes y lácteos, contribuyen al normal funcionamiento del sistema inmunitario.

Es necesario comprender que, el consumo de determinados alimentos o seguir una dieta determinada no puede prevenir ni disminuir el riesgo de contagio en personas sanas, y en personas enfermas la dieta solamente podría ayudar en el manejo de los síntomas de la propia enfermedad, pero en ningún caso tratarla.


Recuerde que el uso de probióticos no está recomendado para pacientes oncológicos. 

Higiene y cuidado en las superficies


En el hogar son mayores las probabilidades de que las superficies del entorno inmediato de la persona contagiada se contaminen con el virus. En consecuencia, esas superficies, tienen que limpiarse y desinfectarse correctamente para prevenir la transmisión a partir de ellas.

Destine una vajilla exclusiva para la persona contagiada (plato, taza, vaso, cubiertos, mamadera, etc.)

En el hospital se deben seguir las indicaciones elaboradas por el equipo de infecciones intrahospitalarias del establecimiento y que son informadas por el equipo de salud.

Recuerde que equipos tecnológicos (celulares, notebook, audífonos etc) son elementos de alta contaminación por lo que deben ser desinfectados con alcohol varias veces durante el día.


Alimentación Segura


La alimentación además de ser equilibrada debe ser inocua no solo para prevenir el contagio con COVID-19 sino también para disminuir el riesgo de contraer otras enfermedades causadas por patógenos presentes en los alimentos que podrían sobrecargar innecesariamente el sistema de salud en contextos de una emergencia sanitaria.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha agrupado las buenas prácticas de higiene en cinco claves para la inocuidad de los alimentos.


1. Lávese las manos con agua y jabón y desinfecte superficies (ver Anexo 1): Una persona infectada puede contaminar con el virus platos, cubiertos u otras superficies al toser o estornudar. Por lo que se recomienda que las personas enfermas no manipulen alimentos ni utensilios.


2. Separe los alimentos crudos de los cocinados: La contaminación cruzada es la transferencia de microorganismos desde alimentos generalmente crudos a otros alimentos. También es posible la transferencia de patógenos a través de las manos, superficies de trabajo, como mesones y utensilios de cocina.


3. Cocine completamente los alimentos, las temperaturas elevadas eliminan a la mayoría de los patógenos existentes, incluyendo COVID 19.


4. Mantenga los alimentos a temperaturas seguras (asegurar cadena de frío). No se debe mantener alimentos cocinados a temperatura ambiente, refrigerar inmediatamente.
5. Use agua y materias primas seguras: Se debe utilizar siempre agua potable o hervida para cocinar, verificar la fecha de vencimiento de los alimentos al comprar y consumir.