fatiga

La fatiga es un síntoma frecuente durante el tratamiento de los niños(as), a continuación presentamos algunos consejos que pueden ayudar para favorecer la autonomía del niño (se sugiere que este apartado sea leído junto a los niños/as o adolescentes):

  • Sitúe los objetos que usan frecuentemente en un lugar de fácil acceso.
  • En casa, si tiene segundo piso, vea la posibilidad de cambiar su habitación al primero y así evitar tener que subir y bajar escaleras durante el día. Si no existe esta posibilidad, cuando baje lleve todo lo que necesitara durante el día para evitar tener que subir. Para ello puede usar un bolso o ropa con bolsillos.
  • Realicen actividades sentados, por ejemplo: vestirse, jugar, ducharse, lavarse cara y dientes.
  • Si le cuesta agacharse para abrochar sus zapatos o ponerse los calcetines, pueden usar una caja o puede llevar su pie sobre su rodilla contraria para hacerlo.
  • Antes de comenzar una actividad acomoden todo lo que ocuparan, así evitará moverse innecesariamente.
  • Realicen descansos frecuentemente durante la actividad.
  • Organicen su día. Prioricen las actividades que les gustaría realizar, eviten dejar todas las cosas para un mismo día, distribúyanlas. Si el niño o niña es muy pequeño para decidir en este aspecto, hágalo usted.
  • Pidan ayuda si la requieren.

 

 Es fundamental que puedan ir identificando los días y horas en las que el niño/a o familiar se siente más cansado y cuando se encuentre más activo. Esto les ayudara a planificar, pudiendo hacer más cosas en los momentos que tienen más energía