Trasplante (tph)

El trasplante de precursores hematopoyéticos (TPH) o comúnmente conocido como trasplante de médula ósea consiste en remplazar los progenitores hematopoyéticos o células madres enfermas por células madres sanas, éstas se pueden obtener de otra médula ósea, del cordón umbilical o de la sangre.
Este tratamiento se usa para tratar algunos tipos de cáncer y otras enfermedades como por ejemplo las inmunodeficiencias. En muchos casos, es la única posibilidad de tratamiento para algunos pacientes.
En términos generales, el trasplante consiste en la administración endovenosa de células madres o progenitores hematopoyéticos (similar a una transfusión de sangre), que después de un par de semana son capaces de regenerar una médula ósea sana.

Este tratamiento se realiza en la Unidad de Trasplante del Hospital Calvo Mackena, en donde se encuentran los profesionales especialistas y la tecnología necesaria para tratar a los niños que requieren trasplante.

Manual para padres y pacientes sometidos a trasplante de médula sea